Sociedad argentina de terapia intensiva

Formando Profesionales en Cuidados Intensivos

Índice del artículo

 

El equipamiento de la UTI

 

Seguramente, Ud. se va a sentir muy impresionado, e incluso asustado, cuando entre por primera vez a una UTI. Verá que a su ser querido le han colocado muchos tubos, por los que se les pasan líquidos y medicamentos.
Una descripción, con una ilustración, se puede observar en la sección “El Paciente”.
Otro tubos “los conectan” a distintos tipos de “máquinas”.   

¿Cuáles son las máquinas que más frecuentemente se utilizan en la UTI, y para qué sirven?

·          Los MONITORESson pantallas semejantes a las del televisor, en las que pueden observarse distintos signos vitales del paciente: el ritmo al que late el corazón (un electrocardiograma continuo), la presión arterial, el oxigeno que circula por la sangre. y otros. De esta forma se puede monitorear (que significa, como hemos reiterado en varias oportunidades, algo así como “vigilar permanentemente”) lo que le pasa a cada paciente. 
A veces los monitores emiten sonidos diferentes, o alarmas, que “avisan” a médicos o enfermeras sobre cambios en los signos del paciente.Si durante la visita “suena” una alarma, no se asuste. La enfermera se acercará y le comentará el significado de lo que ocurre. Muchas veces, los monitores se encuentran conectados a un monitor central desde el que los pacientes son evaluados permanentemente por médicos y enfermeras .

 ·        Los RESPIRADORES MECÁNICOS, O VENTILADORES MECÁNICOS, que “bombean” hacia el paciente una mezcla de aire enriquecida con oxigeno, a través de un tubo que “entra” al paciente por la boca, y termina en la tráquea (“tubo endotraqueal, u orotraqueal,” es lo mismo). En algunos casos, el aire entra al paciente a través de un tubo más corto que “entra” a través del cuello, y también termina en la tráquea (“traqueostomía”).
Algunos pacientes pueden llegar a usar respiradores, pero no a través de tubos que le entran por la boca o del cuello, sino a través de unas máscaras especiales, que se ajustan muy fuertemente a la cara, y que pueden cubrirles solo la nariz, o la boca y la nariz, o la cara entera, e incluso toda la cabeza (como si fuera una escafandra). Este procedimiento se llama “ventilación mecánica no invasiva”. Al principio los pacientes pueden estar un poco molestos con estas máscaras, pero después suelen acostumbrarse (“adaptarse” es la palabra que usamos los médicos para referirnos al proceso de acostumbramiento, o de tolerancia, del paciente hacia el respirador).
La ventilación no invasiva siempre es preferible a la ventilación a través de un tubo endotraqueal o una traqueostomía (llamada, lógicamente, “ventilación invasiva”). Es porque la ventilación no invasiva produce menos complicaciones, especialmente, menor posibilidad de infección pulmonar (que se llama “neumonía asociada al respirador”).
Lamentablemente, no siempre es posible usar ventilación no invasiva. y en ese caso el paciente requerirá la colocación de un tubo endotraqueal. 
La ventilación mecánica es uno de los tratamientos más básicos y frecuentes que se efectúan en la UTIs. Sostiene al paciente mientras se lleva a cabo el tratamiento de la enfermedad que lo llevó a Terapia Intensiva, o de complicaciones que el paciente pudiera desarrollar.
El proceso de “separación” del paciente del respirador se llama “desvinculación”, o más comúnmente, “destete”. (Este nombre nos recuerda lo esencial que es la ventilación mecánica para mantener a un paciente con vida, equivalente a lo que es la nutrición materna para el recién nacido/lactante). 
Si los médicos que tratan a su ser querido piensan que va a requerir un respirador o ventilador mecánico durante un tiempo prolongado, o en el caso de otras situaciones que el médico le comunicará, habitualmente se realiza una TRAQUEOSTOMÍA.
La TRAQUEOSTOMÍAes un procedimiento que habitualmente genera ansiedad o angustia en los familiares. 
Por eso es importante explicar de qué se trata, y las ventajas que presenta en comparación con el tubo endotraqueal.
La TRAQUEOSTOMÍAes la colocación de un tubo más corto directamente en la tráquea, que es por donde llega el aire a los pulmones, a través de una pequeña incisión (corte) en la piel. Es una cirugía que se efectúa con anestesia local, sin molestias para el paciente. La traqueostomía resulta mucho más cómoda que el tubo endotraqueal. Los pacientes con traqueostomía no pueden hablar, pero generalmente la comunicación con ellos mejora porque la traqueostomía permite disminuir las dosis de medicamentos sedantes. Algunos hasta podrán comer por la boca, cuando mejoran su condición clínica.

·         Las BOMBAS DE INFUSIÓN, que son máquinas (en general Ud. verá que cada paciente está conectado a varias) que ayudan a que medicamentos y líquidos (“sueros”) pasen desde sus envases, a través de unos tubos largos, huecos, llamados catéteres, hacia las venas de los pacientes. Estos líquidos pasan “en goteos”, cuya velocidad es regulada por los médicos y enfermeras.
Las venas, que se usan para recibir estos “goteos” son, en general, las de los brazos, o las grandes venas del cuello, o de la ingle. 

Ud. verá, en algunos casos, una bomba de infusión conectada a un tubo que entra por la nariz o la boca del paciente, que se llama sonda nasogástrica, y que ayuda a pasar un líquido color té con leche. Se trata de un alimento muy completo, creado especialmente para los pacientes muy graves. A través de a sonda, este líquido se coloca directamente en el estómago o en el intestino del paciente. Este procedimiento se llama “NUTRICIÓN ENTERAL”, y es la forma más frecuente de alimentar a los pacientes en la UTI. 

Otras veces, los pacientes ni siquiera son capaces de tolerar la nutrición enteral, y es necesario alimentarlos colocando alimentos líquidos directamente en las venas. También se trata de alimentos muy completos, que poseen la cantidad necesaria de proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales. Este procedimiento se llama “NUTRICIÓN PARENTERAL”.

·         Otra máquina que suele utilizarse en la UTI es el “riñón artificial”, o equipo o máquina de HEMODIÁLISIS. (comúnmente, todos lo llaman “diálisis”)
Normalmente los riñones eliminan el líquido y la sal de más, y otros productos de “desecho” del metabolismo, tanto de los alimentos, como de otros procesos que ocurren dentro del cuerpo. La urea es uno de los productos de desecho más conocidos. Cuando los riñones comienzan a fallar, estas substancias se acumulan en la sangre y pueden provocar graves daños; de modo que se hace necesario el uso del riñón artificial. El paciente es conectado al equipo de hemodiálisis a través de catéteres colocados, en general, a sus venas grandes. La sangre circula a través de esta maquina, que es capaz de filtrar muchos de los productos de desecho acumulados.
A veces la misma falla de los riñones es la causa de ingreso de los pacientes a la UTI por. Otras veces, la falla renal aparece dentro de la UTI.