Sociedad argentina de terapia intensiva

Formando Profesionales en Cuidados Intensivos


Carta del Presidente de SATI a todos los asociados y miembros, ante un nuevo aniversario de nuestro acto fundacional
 


Hace 46 años atrás en un día quizás como hoy (22 de diciembre de 1972) y siendo las 21.00 hs. se reúnen 37 colegas, entre ellos los doctores Aquiles Roncoroni, Miguel Jorge, Esteban Miculiks, José Pico, Carlos Rubianes, José Petrolito, Miguel Herrera,  Jaime Levenson, Carlos Reynaga, Alberto Centran Rodríguez, Juan Carlos Figueroa Casas, Roberto Padrón, entre otros. El objetivo de esta reunión fue fundar una entidad de carácter civil que se denominará Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) que agrupará médicos y bioquímicos dedicados a esta disciplina y cuyos fines serán normativos, docentes, formativos y de investigación.

Se pone en consideración también los estatutos y se pone ad referéndum de la asamblea la elección de autoridades, resultando electo presidente el Dr. Aquiles Roncoroni y Vicepresidente el Dr. Carlos Rubianes y vocales de Tucumán, Santa Fe, Corrientes, Buenos Aires, Córdoba y Capital Federal y se designa al Dr. José Petrolito, Director de Publicaciones.

En este acta constitutiva, en su artículo primero, se define el marco de la Terapia Intensiva como la especialidad médica dedicada al diagnóstico y tratamiento de los síndromes agudos que comporten un riesgo inmediato o potencial para la vida a través de la inestabilidad o insuficiencia de una o varias funciones vitales y se entiende cuidado intensivo al área física funcionalmente estructurada y equipada donde se lleva a cabo la terapia intensiva a través de la acción coordinada de un grupo de médicos, bioquímicos, kinesiólogos, enfermeros y técnicos dotados de conocimiento e instrumental adecuado.

Como podrán ver, estimados colegas, en 46 años, el corazón vital de lo que es la SATI ideológicamente, no ha cambiado y esto se lo debemos a estos precursores y a todos aquellos que decidieron y que bregaron a través de los tiempos de una manera u otra en diferentes condiciones económicas, culturales y de los avances de los conocimientos y de la tecnología, sustentar en la práctica este espíritu vital que es  la formación de los mejores especialistas en cuidados críticos, en hacer docencia y más docencia, sentar las bases de los procesos de investigación que conlleva nuestra especialidad que ha producido que la SATI haya crecido en forma exponencial en estos 46 años. Hoy ya somos decenas y decenas de centenares de intensivistas unidos por este espíritu, esparcidos en las 24 provincias de nuestro país y con 42 capítulos y comités de expertos que enriquecen en forma notable el quehacer de nuestra sociedad. Por ello hago un llamamiento a todos nosotros de seguir teniendo incorporada en nuestro ser el orgullo de pertenecer a nuestra Sociedad y SERVIR A SATI Y NO SERVIRSE DE ELLA.

Aprovecho también esta oportunidad para desearle a cada uno de Uds.  y a sus familias una FELIZ NAVIDAD Y UN VENTUROSO 2019 y que ante las dificultades siempre tendrán en nuestra sociedad un oído receptivo.

Abrazo fraterno

 


 
Dr. José Luis Golubicki
Presidente de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva