Sociedad argentina de terapia intensiva

Formando Profesionales en Cuidados Intensivos

 

Marco Institucional

La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) fue fundada el 22 de Diciembre de 1972. Desde entonces, se ha mantenido muy activa promoviendo la ética en el ejercicio profesional y generando actividades científicas y educativas, apoyándose en los tres pilares fundamentales de toda organización:  VISIONMISION  y VALORES.

 

 

Visión

Ser una Institución:

Referente, de la actividad asistencial intensivista en el ámbito nacional e interlocutor válido en el ámbito internacional.

Rectora y proactiva, en la impulsión y difusión de conductas de atención precoz, segura, humanizada, compasiva, eficaz y eficiente del paciente crítico.

Coherente, con cohesión entre sus estructuras (Filiales, Regionales, Capítulos, Comités, Consejos) que le permita satisfacer las expectativas y necesidades de sus diferentes usuarios.

Impulsora, del mejoramiento de las condiciones laborales de los profesionales, privilegiando el trabajo en equipo.

Responsable, con los recursos necesarios (humanos, edilicios y económicos) para desarrollar sus planes y acciones estratégicas.

 

 

Misión

Promover y actuar para el logro de la más alta calidad científica y humana en la asistencia del  paciente crítico, con el objetivo de alcanzar el mejor resultado posible. La rigurosidad científica y una actitud proactiva hacia la gestión del conocimiento y la investigación son los ejes impulsores de nuestra acción.

Instrumentos:

Formación  profesional especializada, continua y actualizada.

Acreditación de centros formadores, certificación y recertificación de especialistas.

Ámbito:

Nacional: federalmente con Filiales y Regionales.

Internacional: relaciones  con organizaciones pares. Vinculación con asociaciones intersocietarias.

Enfoque:

Interdisciplinario de las diversas profesiones intensivistas organizadas en Capítulos.

De contenidos temáticos representados por Comités.

 

Valores

Excelencia, conocimiento científico actualizado y responsable.

Practicidad, enfoque sistémico interdisciplinario de la medicina crítica.

Compromiso, atención segura y humanizada del paciente. Solidaridad social.

Integridad, elegir actuar siempre en base a la verdad, con auténtica justicia y genuina honestidad.